Skip to main content
Logo Top

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, procurar tu seguridad, mostrarte publicidad de tu preferencia y conocer tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, estarás aceptando su uso. Puedes cambiar su configuración u obtener más información en este enlace.  Ver Política de Cookies

ACEPTO

Casa Museo Antonio Ricaurte

Sobre Nosotros

Casa Museo CT. Antonio Ricaurte

Misión

Recuperar, conservar y difundir el legado del Capitán Antonio Ricaurte, prócer de la independencia nacional y símbolo de la Fuerza Aérea Colombiana.

El Museo

La Casa Museo Capitán Antonio Ricaurte ubicada en Villa de Leyva, Boyacá, fue utilizada ocasionalmente por la familia Ricaurte como lugar de veraneo por encontrarse cerca de Santa Fé de Bogotá. Allí nació el Capitán Antonio Ricaurte el 10 de junio de 1786. Luego de que sus hijos crecieran, la familia dejó la casa y se desplazó a la Capital del Virreinato, quedando abandonada hasta 1910 cuando el Gobierno Nacional en honor al mártir del combate de San Mateo, tomó posesión de ella y la utilizó como sede del Colegio Agrario Antonio Ricaurte, el cual funcionó hasta mediados del Siglo XX cuando la institución académica fue clausurada.

Posteriormente la administración local le realizó algunas reparaciones con el propósito de adecuarla como Escuela, pero este proyecto tuvo poca acogida en la comunidad y los trabajos se suspendieron. El 18 de septiembre de 1928, la Fuerza Aérea Colombiana designó al Capitán Antonio Ricaurte como su patrono, ya que sus excelsas virtudes confirman el heroísmo y valor que debe prevalecer en los hombres y mujeres que integran la Institución. Para 1968, la FAC, en vista de que había adoptado como patrono al prócer de la Independencia Capitán Antonio Ricaurte, decidió reconstruir la Casa para convertirla en Museo Histórico. De esta forma, el 1º de diciembre del año en mención, el Ministerio de Obras Públicas hizo entrega en comodato al Fondo Rotatorio de la FAC de la edificación por un periodo de 50 años.

En 1969, se realizaron los primeros trabajos de restauración con el objetivo de rescatar la originalidad de la Casa y convertirla en Patrimonio Cultural de la Nación, por lo cual el 25 de marzo de 1970, la Casa Museo Capitán Antonio Ricaurte abrió sus puertas al público conmemorando el aniversario de la muerte de este prócer de la Independencia Nacional y símbolo de la Aviación Militar en Colombia.

Nuestro Escudo

El escudo de la Casa Museo Capitán Antonio Ricaurte está representado por la efigie del CT Ricaurte, sobre fondo azul, simbolizando su relación con la Fuerza Aérea Colombiana. Rodeándolo, sobre fondo ocre, color representativo del pasado, se inscribe en letras negras, las palabras “Casa Museo CT Antonio Ricaurte”.

1786

Nacimiento CT. Antonio Ricaurte

1813

Enlistamiento en el ejército neogranadino

1814

Inmolación en el combate de San Mateo

1928

La Fuerza Aérea lo adopta como su patrono

1947

El 25 de marzo se celebra el aniversario de la FAC

1968

Inauguración de la Casa Museo

Visítenos

Debido restricciones declaradas por el gobierno nacional, la Casa Museo Capitán Antonio Ricaurte se encuentra cerrada permanentemente al público.

Horarios

Viernes Sábados y domingos de  9:00 a.m. a 5:00 p.m.

Ubicación

Calle 15 No. 8 - 17 Villa de Leyva - Boyacá.

Geolocalización google maps

Contacto

Número fijo: (057) + (1) 4397800 ext 2068

Móvil o WhatsApp: 3186618807

Correo: museoaeroespacial@hotmail.com

Costo

Ingreso Gratuito.

EL CAPITÁN ANTONIO RICAURTE

El Capitán Antonio Clemente José María Bernabé Ricaurte Lozano nació el 10 de junio de 1786, en La Villa de Leyva, Boyacá, residencia ocasional de descanso de su familia. Fue hijo de Esteban Ricaurte Mauris y María Clemencia Lozano Manrique, sobrino del Presidente Jorge Tadeo Lozano y nieto de Jorge Lozano de Peralta, Marqués de San Jorge, quien colaboró con los Comuneros en la insurrección de 1781. Contrajo nupcias con Juana Martínez Camacho, sobrina del prócer Joaquín Camacho, quien facilitó su nombramiento como escribano de cámara y secretario del Tribunal de Cuentas del Virreinato.

El Capitán Antonio Ricaurte participó en los hechos del 20 de julio de 1810, en Santa Fé de Bogotá. Su decidida actuación motivó que sus compañeros lo llamaran “El Chispero” y fuera incorporado al Batallón de Infantería de Guardias Nacionales con el grado de Teniente. En 1813, se enlistó en el Ejército Neogranadino organizado por el entonces Brigadier General Simón Bolívar, compuesto inicialmente por 300 hombres de la Nueva Granada y Venezuela, quienes lucharían por la libertad de ese país en la Campaña Admirable. Ricaurte se destacó en los combates librados en La Grita, Carache, Niquitao y Taguanes.

A partir de febrero de 1814, se produjo una serie de encuentros entre patriotas y realistas en un área comprendida entre el Lago de Valencia y San Mateo, en lo que se conoce como los Valles de Aragua. En la Casa Alta de la Hacienda San Mateo, la mayor hacienda patrimonial de la familia Bolívar, se almacenó la pólvora y los pertrechos de los patriotas, cuya custodia fue encomendada al Capitán Ricaurte y a 50 soldados. El 25 de marzo de 1814, durante el ataque realista, Francisco Tomás Morales se apropió del Ingenio, mientras una de las columnas de su tropa, que bajaba por la fila de Los Cúcharos, se apoderó de la Casa Alta. Gracias a la acción de Ricaurte no incursionaron en la habitación donde se encontraba la bodega de los patriotas, ya que al observar que las tropas realistas estaban dispuestas a capturar el depósito, tomó un tizón de la cocina y prendió fuego al polvorín, inmolándose y dando muerte a aquellos que se encontraban dentro del recinto. Simón Bolívar aprovechó el desconcierto que produjo la explosión y lanzó un contraataque, permitiéndole ganar la batalla.

Falcon O-1 “Ricaurte” 

Este avión se construyó por encargo de Carlos Puyo Delgado, gestor de la idea de donarlo a la aviación militar colombiana (actualmente Fuerza Aérea Colombiana). Fue construido con la supervisión del teniente Benjamín Méndez Rey, pionero de la aviación nacional, quien se inspiró en el diseño de los aeroplanos de carrera de la época.  

La factoría Curtiss tomó como patrón para su construcción el modelo XPW-8 de la famosa línea Hawk. El avión efectuó vuelo de prueba el 23 de junio de 1924 y más tarde su primer vuelo transcontinental dentro de los Estados Unidos, después de lo cual se inició la construcción de una serie de aviones parecida, pero ya no de carreras, sino de caza. Para la aviación militar colombiana, fue la primera aeronave de fabricación estadounidense y tuvo un costo de 15.000 dólares, financiados por la colonia colombiana residente en Nueva York y con la colaboración de la revista bogotana “El mundo al dia”. 

Antes de partir de Nueva York hacia Bogotá, la aeronave tuvo un solemne bautizo en el puerto de esa ciudad con la asistencia del embajador, varios consules colombianos, Carlos Puyo y altas personalidades de la colonia colombiana. Se le dio el nombre de “Ricaurte” en honor al prócer de nuestra independencia. 

Su primer vuelo fue muy prolongado y accidentado; no se desarrolló de acuerdo a lo que se planeó originalmente. Partió de Nueva York el 18 de septiembre de 1928 y solo logró llegar a Flandes, Tolima hasta el 26 de diciembre del mismo año; es decir, después de tres meses y diez días de inconvenientes y penalidades. El heróico piloto fue Méndez Rey. 

Ya en Colombia, el “Ricaurte” inició actividades desde la base de Madrid, donde se le distinguió con el número 109. Desatado el conflicto en el sur en 1932, el Falcon O-1 fue destacado en el teatro de operaciones correspondiente, donde cumplió gran cantidad de misiones de enlace, combate y reconocimiento. 

Precisamente en cumplimiento de una de esas misiones de observación, el 7 de febrero de 1933 y llevando como piloto al capitán Ernesto Esguerra Cubides, el avión desapareció sin rastro alguno. El último punto de contacto fue Potosí, base auxiliar de Palanquero, donde acuatizó para reaprovisionarse de combustible. Ahí se le vio por última vez; se cree que la espesa selva lo pudo absorber. Tal insuceso no solo conmocionó a la aviación militar colombiana, sino a todo el pais.

Falcon O-1 Ricaurte, durante su vuelo entre New York y Bogotá.

 

 

 

El presidente Enrique Olaya Herrera y el Teniente Benjamín Méndez Rey.

Visite nuestro museo

Georreferenciación

Bienvenidos

El MAECO Estudia, divulga, recupera y conserva el patrimonio histórico y tecnológico aeronáutico colombiano, contribuyendo a la cultura nacional, fomentando valores sociales como el respeto, el reconocimiento cultural e histórico y el amor patrio, incentivando también a la investigación y al desarrollo aeronáutico en Colombia.

Logo - Ir a MINCULTURA
Logo - Ir a Gobierno Digital GOV.CO