Pasar al contenido principal
Logo Top

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, procurar tu seguridad, mostrarte publicidad de tu preferencia y conocer tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, estarás aceptando su uso. Puedes cambiar su configuración u obtener más información en este enlace.  Ver Política de Cookies

ACEPTO

SILVER STAR T-33 FAC 2008

La Fuerza Aérea Colombiana adquirió este avión en 1954, iniciándose la "Era del Jet en Colombia". Hecho que no fue producto del azar, sino el resultado de un cuidadoso proceso analítico. Con los primeros 6 aviones que tuvieron un costo de US $1´620.000, Colombia se constituyó en uno de los países pioneros de Hispanoamérica en el uso de aviones a reacción. Los primeros cuatro oficiales seleccionados para el equipo recibieron entrenamiento en la Base Aérea de Lackland, Texas, EE.UU. Los Silver Star se matricularon a partir del FAC-2000 y se asignaron a la Base Aérea de Palanquero en Puerto Salgar, Cundinamarca, donde formaron parte del Escuadrón de Caza.

En 1955 se continuaron recibiendo aviones a través del MAP (Military Assistance Program). Entre 1972 y 1980 los T-33 se destinaron a la Base de Apiay en el Meta tras la reestructuración de los programas de entrenamiento de los pilotos de combate. En 1978 llegaron los últimos 12 aviones T-33 con matrículas desde el FAC-2033 al 2044. A partir de 1981 los aviones fueron trasladados a la Base Aérea de Malambo, Atlántico, donde operaron hasta 1990. Los T-33 realizaron numerosas misiones en zonas de orden público y participaron en operaciones combinadas en otros países; como Unitas, Halcón Vista y Solidaridad. Durante sus 36 años de servicio, sólo 8 se accidentaron.

De la versión de reconocimiento RT-33, sólo el FAC-2072 se accidentó al aterrizar en el aeropuerto Eldorado en noviembre de 1976. Tras su retiro se conservaron seis aviones en condición de museo, que adornan las Bases Aéreas de Palanquero, Apiay, el Comando Aéreo de Mantenimiento, la Escuela de Suboficiales y el Museo Aeroespacial Colombiano. El Museo contó originalmente con el FAC 2033, pero tras su traslado a las nuevas instalaciones en Tocancipá, el avión se dejó en el Comando Aéreo de Transporte Militar adornando los predios del edificio “Silver Star”, siendo sustituido por el FAC 2008, que originalmente estuvo asignado al Museo Militar.

 

When the Colombian Air Force began to acquire these aircraft in 1954, it initiated the “Jet Age” in Colombia. This purchase was the result of a careful analytical process. With the first 6 aircraft, out of a group of 52, which had a cost of US $ 1'620.000, Colombia became one of the first countries in Latin America that entered the jet age. Four officers received training at Lackland Air Force Base, Texas, USA. Alvaro Gonzalez became the first victim of a jet plane crash when his jet crashed in San Antonio on July 30, 1954.

The Silver Star T-33 had numbers from FAC-2000 onwards and were based at Palanquero Air Base; they were part of the Fighter Squadron.

From 1955 the Air Force continued to receive this material through the MAP (Military Assistance Program). Between 1972 and 1980 the T-33 were assigned to the Apiay Air Base in Meta, in response to an institutional restructuring of training programs for fighter pilots. In 1978 arrived the last 12 T-33 aircraft to the Colombian Air Force with numbers from 2033 to 2044. From 1981, these aircraft were transferred to the Air Base of Barranquilla, where they operated until 1990.

The Silver Star performed many tasks in areas of public order and participated in combined operations with other countries; as UNITAS, Falcon Vista and Solidarity. Since its arrival and after 36 uninterrupted years of work, suffering only 8 accidents. Of the RT-33 variant, in its 36 years of operation, only the FAC-2072 crashed at the Eldorado airport in November 1976.

Six Silver Stars T-33 were preserved, decorating the Air Bases of Palanquero, Apiay, CAMAN, the NCO School and the Colombian Aerospatial Museum.

Bienvenidos

El MAECO Estudia, divulga, recupera y conserva el patrimonio histórico y tecnológico aeronáutico colombiano, contribuyendo a la cultura nacional, fomentando valores sociales como el respeto, el reconocimiento cultural e histórico y el amor patrio, incentivando también a la investigación y al desarrollo aeronáutico en Colombia.

Logo Colombia
Logo GOV.CO